¿Por qué me han descartado?

¿Por qué me han descartado?

Seguramente alguna vez has salido de una entrevista de trabajo pensando que serías el elegido, que tu perfil se adecuaba totalmente al puesto pero, sin embargo, días después te comunican que no has sido la persona seleccionada.

Un curriculum mal redactado, no cumplir con los requisitos que exige la oferta o la actual competencia que existe en el mercado son los principales motivos a la pregunta, ¿por qué me han descartado?

Hay veces en las que nuestros curriculums no pasan el proceso de selección o  son rechazados automáticamente tras inscribirnos en una oferta de un portal de empleo. Esto se realiza mediante una técnica de filtrado para descartar a las personas que no cumplen con los requisitos predefinidos.

Algunos de los tips a tener en cuenta que podría ayudarnos ante esta situación son:

  • ¿Has puesto más información de la necesaria?, ¿Te has quedado corto de información?, ¿No has puesto información relevante para el puesto? Los reclutadores necesitan información clara y concisa de nosotros mismos, por lo tanto, es conveniente no enrollarse en el curriculum.
  •  Cuida mucho la redacción o faltas de ortografía en el currículum, un despiste puede hacerle a los reclutadores “que se le caigan los ojos”. Presta siempre especial atención en cómo te presentas a la empresa, este será tu primer encuentro con ella.
  •  Otro fallo habitual en el que caemos con frecuencia, sin percatarnos, es realizar y presentar un CV genérico, para cualquier tipo de empresa y puesto a desarrollar. Es un error pensar que un único curriculum puede servirnos para cualquier ocasión. Los reclutadores, ojean los CV buscando los requisitos que requiere el puesto, cuantas más coincidencias existan entre nuestro curriculum y los requisitos exigidos, mayores serán las posibilidades de ser elegido. ¡No olvides vestir tu curriculum para cada ocasión!

Si has conseguido pasar la primera fase de selección ¡Enhorabuena! Pero, no pienses que todo está hecho. Llegados a este punto es muy importante demostrar nuestras cualidades personales y profesionales, y estas últimas deben adecuarse a tu CV. No olvides llevar a tu entrevista cualquier documentación necesaria especificada. Y, por supuesto, pon especial atención a tus respuestas y forma de expresarte. Sonreír, ser amable, mostrar capacitación para el puesto y ganas no es suficiente. Debes saber venderte, crea la necesidad al entrevistador de que estés en la empresa.

¡Teniendo en cuenta todo esto con motivación y compromiso profesional el puesto será tuyo! Y si aun así tampoco ha sido posible, siempre puedes sacar un lado positivo: puedes pedir un feedback a la empresa. Esto te beneficiaría tanto para la actualidad como para procesos futuros ya que te ayudaría a pulir aquello que te ha impedido conseguir el puesto y además, podrías formar parte de futuros procesos de selección en la misma empresa.

 

 

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será publicado.

*